conoce

En 1939, terminada la Guerra Civil, Pere Alberch Puigcarbó, proveniente de otras actividades, comienza su relación con el mundo de la madera con la apertura de una pequeña serrería. Seis operarios y dos sierras constituyen todo el activo de la empresa.

En 1945 se inicia como almacenista de maderas nacionales con la adquisición de un primer local en Badalona, que cinco años más tarde amplía en cuanto a instalaciones de almacén y serrería.

Pero la gran decisión de la compañía, acompañada por el crecimiento de los años 60, se refleja en el traslado en 1968 a las instalaciones de la carretera de Mataró, 27, a la antigua fábrica Rosés, y actualmente la central del grupo Alberch. Un total de 42.000 m2 donde la expansión de la compañía está garantizada.

Durante la década de los 70 Alberch inicia la ampliación fuera de Badalona con la apertura del almacén de Figueres, permitiendo un mejor servicio a las comarcas del norte de Cataluña. Le siguen aperturas en Lleida, Reus y l’Arboç, como centro logístico.

En este sentido, podemos afirmar que nuestra dilatada experiencia y la adecuada selección de las fuentes de aprovisionamiento, garantizan un suministro de calidad y nos sitúan en una posición de liderazgo en el mercado de la madera y de los suministros para la construcción.

 

 

img1

Antigua fábrica Rosés
 
cambio de fotos >
a b c