El ruido visual es una reacción intuitiva ante lo que está fuera de sitio o llena demasiado un espacio en concreto. Visualmente estos elementos rompen con la estética del espacio y lo sobrecargan de una manera innecesaria. Nos incomoda y desagrada ya que suelen ser elementos que no aportan ningún valor a la estancia. En definitiva, es la saturación lo que nos genera ruido visual.

Pero, ¿sabes los efectos negativos que puede tener el ruido visual en nuestro día a día? El malestar que nos genera el ruido visual afecta directamente en nuestro equilibrio interior llegando a influir en nuestro bienestar. En el caso de los baños, donde solemos pasar tiempo para relajarnos y cuidar nuestra higiene personal, el ruido visual puede ser especialmente molesto e incómodo.

Es por eso que hoy queremos compartir contigo nuestros 10 tips para reducir el ruido visual en tu baño:

  1. Dejar a mano únicamente los productos que usamos en el día a día. El resto se tendrían que almacenar en muebles o cajas que no estuviesen a vista. Esto evitará que se acumulen objetos innecesarios en las superficies del baño, generando ruido visual.
  2. No sobrecargar el espacio, tener las superficies limpias, despejadas y alineadas. Un baño ordenado y organizado transmite una sensación de armonía y tranquilidad, lo que ayuda a reducir el ruido visual.
  3. Agrupar los elementos de un mismo color. La combinación de colores puede generar ruido visual si no se hace correctamente. Agrupar los elementos de un mismo color ayuda a crear una sensación de continuidad y armonía en el espacio.
  4. Debe de existir una relación entre el tamaño del espacio y los elementos que vayamos a colocar en él. Es importante elegir los elementos adecuados para el tamaño del baño, evitando colocar objetos demasiado grandes o pequeños que puedan generar ruido visual.
  5. Categorizar los objetos y organizarlos en cajas, estanterías o muebles auxiliares. Organizar los objetos según su función y categoría ayuda a mantener el orden y reducir el ruido visual.
  6. Mantener un equilibrio en la iluminación y los colores principales del espacio. La iluminación y los colores son fundamentales para crear un ambiente relajante y armonioso en el baño. Es importante mantener un equilibrio entre ellos para evitar el ruido visual.
  7. Utiliza botes homogéneos para colocar el champú o el jabón para que sean más agradables a la vista. Los botes homogéneos ayudan a crear una sensación de orden y continuidad en el espacio.
  8. Utilizar la misma línea temática tanto en los muebles como en la decoración. Elegir una línea temática para la decoración del baño ayuda a mantener la coherencia y reducir el ruido visual.
  9. Cada cosa debe de tener un sitio y este tiene que ser coherente a las necesidades que nos aporta. Es importante que cada objeto tenga su lugar y que este sea coherente con su función y uso.
  10. Deshazte de todo aquello que no necesitas y que está ocupando espacio. Eliminar los objetos innecesarios ayuda a reducir el ruido visual y a mantener el orden en el baño.

Siguiendo estos consejos, podrás reducir el ruido visual en tu baño y crear un ambiente más armonioso y relajante. Recuerda que el ruido visual puede afectar negativamente en tu bienestar, así que es importante prestar atención a los detalles y mantener el equilibrio en tu espacio. ¡Esperamos que estos tips te sean útiles!