Con la llegada del invierno, es importante prestar atención al cuidado de nuestros muebles de madera para evitar daños y mantenerlos en perfecto estado durante toda la temporada. La madera es un material que se ve afectado por los cambios de temperatura y humedad, por lo que es fundamental seguir algunos consejos para protegerla.

Consejos para cuidar tus muebles de madera en invierno

Aquí te dejamos 3 consejos para lograrlo:

Evita cambios bruscos de temperatura y humedad

La madera es un material que se ve afectado por los cambios de temperatura y humedad. Por eso, es importante mantenerla alejada de fuentes de calor directas como radiadores o chimeneas, y evitar exponerla a cambios bruscos de temperatura. Además, es recomendable mantener una humedad relativa del aire entre el 40% y el 60%.

Limpia regularmente con productos específicos para madera

Para mantener tus muebles de madera en buen estado, es fundamental limpiarlos regularmente con productos específicos para este tipo de material. Utiliza un paño suave y húmedo para retirar el polvo y la suciedad acumulada, y evita el uso de productos abrasivos o químicos que puedan dañar la superficie.

 

Aplica una capa de aceite o barniz protector para evitar daños por la exposición al frío

El frío puede dañar la madera, especialmente si está expuesta a la intemperie. Para proteger tus muebles, puedes aplicar una capa de aceite o barniz protector que los mantenga a salvo de la humedad y el frío.

Siguiendo estos sencillos consejos, podrás mantener tus muebles de madera como nuevos y disfrutar de un hogar acogedor este invierno. Recuerda que cuidar tus muebles es fundamental para prolongar su vida útil y evitar gastos innecesarios en reparaciones o reemplazos. ¡No descuides tus muebles y protégelos del frío!